28 dic. 2009


RESEÑA DE NUESTRA PLAZA DE ARMAS.

Nuestra plaza de armas ha pasado a lo largo de su historia por a lo menos cuatro remodelaciones, desde que deliniase los planos de la ciudad don Benjamin Viel, ingeniero militar, quien fue el que le dio la ubicacion a la Plaza de Armas, frente al cuartel militar que se habia ubicado en los vertices de los rios Picoiquen y Rehue; este cuartel fue llamado vulgarmente "cuartel plaza", y se extendia desde el actual cine Rex hasta las riberas mismas del rio Vergara.

En un principio la plaza servia de corral para los animales, los viajeros, mercachifles, buhoneros, soldados, etc. amarraban sus caballos que quedaban pastando mientras se hacia alguna diligencia.

Los primeros trabajos serios se realizaron con posterioridad al 15 de julio de 1869 fecha en se crea el departamento de Angol, independizandose de Nacimiento; por esos años los alcaldes Amador Fuenzalida y Manuel Busnter hacen arreglos: instalan los primeros y rudimentarios escaños y cierran la plaza por una reja de madera labrada de color blanco, y en su centro se costruyo un recipiente de piedras ladrillos y cal, cubierto de planchas de fierro que reunia el agua que hasta alli se hizo llegar desde varias vertientes del estero Pochochingue.

En 1873 se plantan arboles extrajeros y se colocaron escaños con pie de fierro pedidos a la maestranza de Limache. Ademas desde esta decada todas las tardes pasadas las 19:00 horas y hasta las 22:00 inclusive, la banda del ejercito, los batallones Tacna, Esmeralda y Cazadores con mas de 50 musicos, tocaba retretas al mediodía, en el quiosco o tabladillo de madera por esa época; eran piezas de musica clasica y neoclasica, habaneras, vals, marchas, en fin que hacian gratos los paseos de las parejas de la época. Cabe destacar que este galpón de madera, servia ademas para las operas que se presentaban de cuando en cuando, y para los remates de caballos y animales.

El dia 15 de febrero de 1886 la plaza pasa a llamarse "Benjamin Vicuña Mackenna" en honor al historiador y ex-intendente se Santiago, que fallecio por esa epoca. El año 1887, la prensa se quejaba de la tardanza en encender los faroles después de las 9 de la noche, por ello se colocan 12 nuevos faros para las ya acostumbradas retretas de la tarde. Ademas en el recinto se llevaban a cabo las populares ramadas, para las fiestas patrias y año nuevo, entre otras fechas; tambien servia para que los escuadrones militares ejercitasen sus desfiles, maniobras, clases de esgrima.

La ocasión propicia para remodelar la plaza, fue en 1896, año en que nuevamente por don Manuel Busnter, fue embellecida por una fuente, con una pila del marmolista y escultor italiano Luis Barchi compuesta de tres fuentes superpuestas y tres sirenas en su parte inferior, a lo cual se agregan faroles a parafina, y la construccion de un quisko de fierro forjado con iluminacion de ese tipo.

En 1905,
debemos recordar la transformacion del plano de la Plaza de Armas, que se efectuó a iniciativa del ler Alcalde don Agustín Oliva, asesorado por los señores Antonio Guerra y Temistocles Conejeros, en septiembre de 1905. El embaldosado de las avenidas se inicio en septiembre de 1910, para lo cual el vecindario ayudo con erogaciones, también se inauguran los faroles a gas acetileno; en 1908 la industria molinera El Globo, obsequio dos focos eléctricos que se encendian en las noches de retretas y paseos. El 26 de agosto de 1908 se inauguran grandes focos, sitema lux a parafina con camisa incandescente, en la plaza y en cada una de las cuatro bocacalles adyacentes.

En 1911 se enbaldosa por primera vez, se instalan baldosas con mosaico, formando una plazoleta interior En 1912 se inaugura un busto en bronce de José Bunster, el cual después seria trasladado hacia la actual plaza Bunster donde aun se conserva. Por esta epoca ademas se encarga un nuevo diseño paisajistico al criadero de arboles el Vergel, quien la circunda con una doble hilera de tilos: Tilo común, y Tilo Plateado, en su interior un hilera de Olmos Pendula, y varios arboles extranjeros en cada esquina: una Haya, un Magnolio, un Cipres de Lawson, un cedro del Libano, un Cipres, una Magnolia Japonesa, una Araucaria Brasileña, un Abeto Español y un Maiten. Ademas sus pasillos son cercados con setos.

El terremoto de 1939 dejo la plaza con serios daños estructurales, y se instalan baldosas nuevas por obra de don Victor Villouta, quien fue concejal por esa epoca y alcalde desde 1944 a 1960.
En 1941 se comienza la remodelacion, un año después se inaugura el actual y moderno quiosko, con dos escaleras a sus costados para acceder al segundo piso donde se solian efectuar las cada vez mas escasas retretas del regimiento. En 1944 se construye el espejo de agua,adornado con esculturas que fueron encargadas a Virginio Arias en 1892 por Don Amadeo Martínez, administrador del hospital de Angol entre 1885 y 1890, para adornar el parque de su residencia en la ciudad. Virginio Arias residía en Paris a esta fecha, y no se sabe si las esculturas fueron esculpidas allá o en Chile. La plaza fue remodelada y la fuente original reemplazada por un espejo de agua, la descendencia de Martínez vendió el grupo de esculturas. No se sabe el destino que tuvo la pila de Barchi.

Las cuatro esculturas de mármol blanco que representan los continentes de Asia, África, Europa, y América, y el espejo de agua en cuyas cuatros esquinas se encuentran dichas esculturas ubicadas en la plaza de Armas de Angol, Provincia de Malleco, IX Región de La Araucanía” fueron declarados Monumento Histórico en 1986. En 1957, se inaugura el busto de Bernardo Ohiggins, frente a la parroquia.

En enero de 2006 se entrega la actual plaza denominada "Siete Fundaciones", se mejoro completamente el pavimento, se aumento del nivel del piso protegiendo las raíces de los tilos; se arreglaron de las áreas verdes, se construyeron jardineras, se mejoro el agua potable; se remodelo el quiosko central, y se instalo en su primer piso la oficina de turismo y los servicios higiénicos públicos. Por ultimo se mejoro el sistema electrico, nuevos y mas altos faros, se doto de luz y chorro al espejo de agua y a las estatuas las que fueron íntegramente restauradas. Por esta epoca se introducen ademas las palomas que hermosean durante el día los paseos.

Actualmente nuestra plaza es centro de reunión de gentes de todas las edades, siendo especialmente, ocupadas por las tardes por grupos de jovenes que practican el baile de porristas liceanas muy de moda por estos dias.

2 comentarios:

Héctor Alarcón Carrasco dijo...

Veo que Ud. no considera el deterioro que sufrió una de las estatuas a fines de los 60 -si mal no recuerdo- cuando un personaje angolino intentó destruirla.
Todavía existirá el magnolio.
Allí se tocaba música en horas de la tarde, en época de fiestas primaverales y se jugaba con chaya entre los paseantes.
en el kiosko tocaban Bryan Molina y su grupo.

SERGIO MARTINEZ VIGUERAS dijo...

Gracias por su aporte mi estimado, veo que esos sucesos los vivio en carne propia. Yo aun debo urgar mucho para saber mas detalles de nuestra hermosa plaza, para enriquecer esta somera reseña. Y por supuesto el magnolio lo continua esperando en el mismo lugar de siempre....