8 oct. 2008

ANGOL, DURANTE EN SIGLO XIX: CENTRO MILITAR Y COLONIZADOR.

Aprobado al fin el plan de ocupación de Saavedra, se organizo la expedición en la localidad de Nacimiento. Desde allí se embarcarían en dieciséis lanchas a través del río Vergara los víveres, municiones, casuchas de madera para los oficiales, etc. Mientras que las unidades militares a cargo de don Cornelio Saavedra se dirigían por tierra al sector de Angol orillando dicho río. Este contingente se componía, de cinco compañías del batallón Buin 1° de línea con 320 hombres; batallón del 4° de línea con 392 hombres; batallón 7° de línea con 376 hombres; dos brigadas de marina con 100 hombres y una compañía de artillería con 85 hombres.11 Después de muchas discusiones se resolvió fundar la ciudad el 7 de diciembre de 1862, en el lugar en la confluencia de los ríos Picoiquen y Rehue, por lo confiable de este sector para la defensa ante un ataque mapuche.


La nueva población en sus inicios como una subdelegación, forma parte de la gobernación de Nacimiento, manteniendo un marcado carácter militar, que ira aumentando paulatinamente, a partir de las nuevas operaciones bélicas para incorporar definitivamente el territorio. Una vez asentado definitivamente el poblado, este se convirtió en la ultima plaza fronteriza, su función inmediata fue asegurar el predominio y el cumplimiento del estado de derecho en la zona. Angol se alzó como la base donde se fraguaría el plan de ocupación, por lo pronto se procedió a fortificarlo, mediante el agrupamiento de compañías de diversas regiones del país. Entre las cuales destacan las compañías del batallón 1°, 3°, y 7° de línea, un batallón de Granaderos, un batallón de Zapadores, además de un batallón cívico permanente, formado por los denominados milicianos o “lleulles”.


En 1868 se inaugura la línea del Malleco que cumplía lo establecido por Saavedra, y que se componía de fuertes ubicados en la ribera norte del Malleco y a poca distancia uno de otro. Estos fuertes eran los siguientes Huequen, Cancura, Lolenco, Chiguaigue, Mariluán, Collipulli, Perasco, y Curaco. Después estas localidades pasaron a ser subdelegaciones del departamento de Angol capital de la provincia de Arauco, creada por ley del 15 de julio de 1869. Además, se le sumaron otras subdelegaciones a través del tiempo, esencialmente porque los fuertes de la línea del Malleco fueron siendo olvidados, y solo algunos emergieron como villas. Esta nueva configuración permite que la ciudad sea el punto principal de las operaciones militares y marca su apogeo como centro militar de la Frontera. Posteriormente entra en una fase de decadencia; a partir del posterior avance y anexión de la región de la Araucanía con las líneas del Traiguen, del Quino, del Cautín, del Tolten y del Alto Biobio, respectivamente. El historiador Víctor Sánchez Aguilera, plantea una periodización del Angol Republicano, en dos etapas diferentes. La primera corresponde a la administración militar que abarca 25 años desde su fundación hasta el año 1887, en que se crean las provincias de Malleco y Cautín. La segunda etapa abarca desde ese año, en que Angol es la capital del territorio de colonización, en adelante, con lo cual da comienzo a su etapa civil.


El proceso de colonización de la Araucanía, se realizo mediante una organización más acabada. Para ese objetivo se crea por ley del 13 de octubre de 1875, el territorio de Colonización, que abarcaba el tradicional departamento de Angol, que regia desde seis años antes. Una vez asegurado el avance hasta el río Cautín, se decide crear las provincias de Malleco y Cautín, por ley del 12 de marzo de 1887. Según dicha ley, Angol se mantuvo como capital de Malleco, y su departamento especifico quedo a cargo de nueve subdelegaciones: Angol, Rucapillan, Mininco, Tijeral, Huequen, Villa Alegre, Los Sauces, Guadaba, y Choque – Choque. En tanto, los terrenos comenzaron a ser enajenados por el Fisco, quien a través de un concurso reclutaba colonos en Europa y los distribuía por toda la provincia.


Esto dio paso a una ciudad que tiene como misión principal recibir y distribuir a los colonos; la expansión del ferrocarril hacia el sur le ira restando gradualmente esta calidad de centro colonizador. Con la aparición de la comuna autónoma la división política y administrativa de la comuna de Angol contemplaba seis subdelegaciones Angol, Rucapillan, Mininco, Tijeral, Huequen y Villa Alegre. Este periodo marca la decadencia de las operaciones militares, rebajando sus contingentes a los batallones Esmeralda, Zapadores y Cazadores, respectivamente. Y hacia fines del siglo XIX, solamente siguen vigentes los regimientos “Granaderos del General Bulnes” y “Guías”

No hay comentarios: