8 oct. 2008

ANGOL, DURANTE EN SIGLO XIX: CENTRO MILITAR Y COLONIZADOR.

Aprobado al fin el plan de ocupación de Saavedra, se organizo la expedición en la localidad de Nacimiento. Desde allí se embarcarían en dieciséis lanchas a través del río Vergara los víveres, municiones, casuchas de madera para los oficiales, etc. Mientras que las unidades militares a cargo de don Cornelio Saavedra se dirigían por tierra al sector de Angol orillando dicho río. Este contingente se componía, de cinco compañías del batallón Buin 1° de línea con 320 hombres; batallón del 4° de línea con 392 hombres; batallón 7° de línea con 376 hombres; dos brigadas de marina con 100 hombres y una compañía de artillería con 85 hombres.11 Después de muchas discusiones se resolvió fundar la ciudad el 7 de diciembre de 1862, en el lugar en la confluencia de los ríos Picoiquen y Rehue, por lo confiable de este sector para la defensa ante un ataque mapuche.


La nueva población en sus inicios como una subdelegación, forma parte de la gobernación de Nacimiento, manteniendo un marcado carácter militar, que ira aumentando paulatinamente, a partir de las nuevas operaciones bélicas para incorporar definitivamente el territorio. Una vez asentado definitivamente el poblado, este se convirtió en la ultima plaza fronteriza, su función inmediata fue asegurar el predominio y el cumplimiento del estado de derecho en la zona. Angol se alzó como la base donde se fraguaría el plan de ocupación, por lo pronto se procedió a fortificarlo, mediante el agrupamiento de compañías de diversas regiones del país. Entre las cuales destacan las compañías del batallón 1°, 3°, y 7° de línea, un batallón de Granaderos, un batallón de Zapadores, además de un batallón cívico permanente, formado por los denominados milicianos o “lleulles”.


En 1868 se inaugura la línea del Malleco que cumplía lo establecido por Saavedra, y que se componía de fuertes ubicados en la ribera norte del Malleco y a poca distancia uno de otro. Estos fuertes eran los siguientes Huequen, Cancura, Lolenco, Chiguaigue, Mariluán, Collipulli, Perasco, y Curaco. Después estas localidades pasaron a ser subdelegaciones del departamento de Angol capital de la provincia de Arauco, creada por ley del 15 de julio de 1869. Además, se le sumaron otras subdelegaciones a través del tiempo, esencialmente porque los fuertes de la línea del Malleco fueron siendo olvidados, y solo algunos emergieron como villas. Esta nueva configuración permite que la ciudad sea el punto principal de las operaciones militares y marca su apogeo como centro militar de la Frontera. Posteriormente entra en una fase de decadencia; a partir del posterior avance y anexión de la región de la Araucanía con las líneas del Traiguen, del Quino, del Cautín, del Tolten y del Alto Biobio, respectivamente. El historiador Víctor Sánchez Aguilera, plantea una periodización del Angol Republicano, en dos etapas diferentes. La primera corresponde a la administración militar que abarca 25 años desde su fundación hasta el año 1887, en que se crean las provincias de Malleco y Cautín. La segunda etapa abarca desde ese año, en que Angol es la capital del territorio de colonización, en adelante, con lo cual da comienzo a su etapa civil.


El proceso de colonización de la Araucanía, se realizo mediante una organización más acabada. Para ese objetivo se crea por ley del 13 de octubre de 1875, el territorio de Colonización, que abarcaba el tradicional departamento de Angol, que regia desde seis años antes. Una vez asegurado el avance hasta el río Cautín, se decide crear las provincias de Malleco y Cautín, por ley del 12 de marzo de 1887. Según dicha ley, Angol se mantuvo como capital de Malleco, y su departamento especifico quedo a cargo de nueve subdelegaciones: Angol, Rucapillan, Mininco, Tijeral, Huequen, Villa Alegre, Los Sauces, Guadaba, y Choque – Choque. En tanto, los terrenos comenzaron a ser enajenados por el Fisco, quien a través de un concurso reclutaba colonos en Europa y los distribuía por toda la provincia.


Esto dio paso a una ciudad que tiene como misión principal recibir y distribuir a los colonos; la expansión del ferrocarril hacia el sur le ira restando gradualmente esta calidad de centro colonizador. Con la aparición de la comuna autónoma la división política y administrativa de la comuna de Angol contemplaba seis subdelegaciones Angol, Rucapillan, Mininco, Tijeral, Huequen y Villa Alegre. Este periodo marca la decadencia de las operaciones militares, rebajando sus contingentes a los batallones Esmeralda, Zapadores y Cazadores, respectivamente. Y hacia fines del siglo XIX, solamente siguen vigentes los regimientos “Granaderos del General Bulnes” y “Guías”

1 oct. 2008

ANGOL DE 1874

Descripción del departamento de Angol, publicado en el periódico “El Meteoro” de Los Ángeles N° 449 del 29 de enero de 1876:


DEPARTAMENTO DE ANGOL.

El departamento de Angol creado por la lei del 15 de julio de 1869, limita al N. Por el río Renaico desde su nacimiento hasta su confluencia con el Vergara, desde allí una línea que dirigiéndose por los cerro de Maitenregüe va a para a la cima de la cordillera de Nahuelbuta.

Por el S. Lo limita el río Cauten desde su nacimiento en la cordillera de los Andes hasta el punto en que el río Rumalhue se une con el Imperial. Por el E. las más altas cumbres dela cordillera de los Andes i por el oeste la cima de la cordillera de Nahuelbuta i el rio Rumalhue.

Su población según el último censo, sin contar la población indígena que existe entre el Malleco i el Cauten asciende a 20,056 habitantes; i se encuentra subdividida en 7 Subdelegaciones i 20 distritos.

POBLACIONES.

Varias son las poblaciones que se han formado desde el 7 de diciembre de 1862 hasta la fecha (1874); i todas adolecen del mismo defecto, es decir, de la mala elección del local en que han sido construidas; i esto se concibe fácilmente desde que los fundadores pertenecían a un ejercito que estaba en campaña activa, i que antes que todo necesitaba atender a su propia seguridad. Pero lo que no se concibe es que olvidando lo preceptuado en los art. 4.° 15.° del supremo decreto del 4 de enero de 1844, a sus calles, plazas i manzanas se les dieran dimensiones menores que en ellos se indican, i esto en parajes donde el terreno sobra o como se dice vulgarmente “esta de más”. Para trazarlas se tuvo presente la lei de pesos i medidas métricas; pero no se tuvo presente par nada la salubridad pública. Así por ejemplo, en lugares donde los vientos reinantes son en el verano el S. i en el invierno el N. las calles se orientaron formando un ángulo de 45° más o menos con la línea norte sur, lo que impide la ventilación que es necesaria a los centros de reunión. No se tuvo presente para nada la posibilidad de proveer de agua a esas poblaciones, i aun hasta en la subdivisión de las manzanas se siguió un sistema que si no hace imposible la irrigación de ellas en los puntos donde se pueda conseguir el agua, por lo menos la dificulta grandemente.

De estas poblaciones la más importante es Angol, que provisoriamente es la capital de la provincia. Situada a 37° 47’00’’ de latitud austral i 1° 56’30’’ de longitud occidental del meridiano de Santiago, se encuentra construida en la ribera S. O. del río Picoiquen i en el punto mismo en que este se une con el Reigue. Esta dividida en dos barrios separados por dichos ríos, i unidos por un puente provisional de madera i de mala construcción, pero el cual satisface por ahora las necesidades de la población.

El barrio principal, es decir el que esta al S. O. de los ríos Reigue i Picoiquen, se encuentra dividido en 128 manzanas rectangulares que miden una hectárea cabal de superficie i divididas en doce sitios cada manzana, con excepción de 63 que de ellas han sido destinadas para quintas i que cada una forma un solo sitio. Sus calles que solo miden 14 ms. de ancho, corren trece de ellas de N. O. a S. E., i once de S. O. a N. E

El otro barrio que más tarde será el principal por quedar en él la estación de ferrocarril i por ser una localidad donde la población puede extenderse con facilidad, en el día apenas cuenta con una calle ancha i espaciosa que es la prolongación del camino de Huequen. Su población asciende a 4,439 habitantes.

Esta población que apenas tiene doce años de existencia cuenta a la fecha con 500 edificios particulares, un cuartel espacioso con capacidad para 800 hombres de las tres armas, un edificio especial para las oficinas del Estado Mayor incluso un departamento para Telégrafos, un taller de carpintería i almacenes de depósitos pertenecientes al cuerpo de Ingenieros Militares, una Iglesia perteneciente a los RR.PP. misioneros, un Hospital militar, una Dispensaria de caridad, una Recova, 3 escuelas públicas, una Cárcel i un cementerio parroquial. Su aspecto alegre i sus calles bien arregladas sorprenden al viajero que por lo general cree encontrar en estos parajes despoblados un hacinamiento de ranchos o de viejos edificios separados por una o dos calles mal delineadas como son comúnmente las pequeñas aldeas del norte.

Su población aumenta de una manera rápida, i es probable que la próxima terminación del ferrocarril, i la venta de los terrenos fiscales les de un incremento mucho mayor, i la pongan en un estado de tener una vida propia, i no debida a la fuerza que en ella se halla acantonada.


Al S. E. de Angol i a cuatro kilómetros de distancia de ella, se encuentra situado el pequeño pueblo de Huequen construido a orillas del río de su nombre. Se compone de 16 manzanas rectangulares formada por cinco calles que van de S. a N. i seis que van de E. a O. El número de sus edificios apenas alcanza a 60 i entre ellos se cuenta un cuartel con la capacidad suficiente para dos escuadrones de caballería. Su situación casi al centro de las colonias del Malleco i de Huequen i su proximidad a la estación del Ferrocarril, de la cual solo dista 3 kilómetros, le harán progresar, aunque lentamente, pues su proximidad a Angol le quitara siempre la mayor parte de su vitalidad. Su población asciende a 270 habitantes