21 sept. 2012

DE COMPRAS EN 1925…




En la intersección de las calles Caupolicán y Vergara, donde actualmente funciona el Liceo Comercial de Angol, hace mas de 90 años funcionaba el Establecimiento Comercial  “Zambelli, Bustos y Compañía”- tienda que contaba con muchos departamentos y que  seguía una vieja tradición fronteriza de tiendas misceláneas mayoristas, con ferreterías  y mercerías de los más diversos artículos, desde maquinarias hasta ropa y alimentos para los colonos que vivan en la Araucanía. Muchas son las tradiciones que han desaparecido como la habitual señal que anunciaba la llegada de productos: bandera roja anunciaba a llegada de carne fresca; bandera blanca pan; bandera amarilla o blanca remates de ocasión. El comercio cerraba de 12 a 13:00 horas de la tarde, en invierno se atendía hasta las 19:00 y en verano hasta las 20:00 hrs. Los sábados hasta las 22:00 horas.
En la esquina que recordamos, echemos un vistazo a algunos de sus productos: Alimentos como arroz sublime, azúcar penco, conservas Pentzke, galletas Hucke, fideos surtidos en cajones de 25 libras, yerba en cilindros, café de higos, de trigo. Fósforos de las marcas bandera o cometa;  Insumos agrícolas: grasa de pino, aceite de linaza, abonos como azufre sublimado, fosfato de cal. también maquinarias como: arados, azadones, desgranadoras, desinfectadoras, destroncadoras, deshojadoras, desparramadoras, esquiladoras, estalladores de minas Dinamita Hércules, bombas para pozos, bombas a vapor, bombas para cerveza o vino, . Artículos como Betún Nugett, jabón mundial, jabón flechas. Palas inglesas, aceite Polarine para autos neumáticos y cámaras, impermeables, botas de goma, etc.
Productos y marcas que disfrutaron nuestros abuelos y algunas que aún se mantienen,  en las viejas tiendas de antaño, algunos supermercados del pasado memorables fueron Casa Francesa de Serra y Cía. Casa Villouta,  Almacén “El Águila” de Max y Gustavo Schwazenber, Clodomiro Concha, Antonio Rocha, Almacenes “La Gran Vía” que iremos recordando en nuestra máquina del tiempo.

No hay comentarios: