21 sept. 2012

LA ALAMEDA DEL OLVIDO…



A propósito de la nueva modernidad urbana que se nos viene con el Eje Bonilla y los flamantes puentes sobre el Vergara, he querido recordar hoy la historia de nuestra principal Avenida, puerta de entrada de Angol. Nacido a partir del Puente,  como un camino para continuar la ocupación de la Araucanía el año 1868, por  allí  pasaron los batallones que crearían la Línea del Malleco, del que Huequen seria  el primero de 7  fuertes militares. La Avenida en sus inicios marco el límite de la ciudad, y sus habitantes hasta la década del 30`afirmaban que Angol llegaba hasta el Puente, mas allá estaba el Pueblo Nuevo (Coñuñuco), Villa Alegre (La Estación) y fundos (Los Rieles)
En 1871 la Avenida recibe primer nombre “Huequen”, con el que se conocería por muchos años, se caracterizo por un Barrio Industrial con la Fundición Brown  y otros comercios hasta  el cruce del Ferrocarril, desde allí el paisaje mutaba en una romántica Alameda, bordeada de   Casas Quintas, hasta su encuentro con el entonces lejano Huequen, que de fuerte había pasado a una pequeña subdelegación, dependiente de Angol.
Los primeros trabajos de adoquinado se realizaron en 1918 y comprendió el tramo Puente-Línea férrea,  adjudicada a la firma Fresard, contemplo 10 metros de ancho incluidas las veredas de tres metros de ancho. En tanto la brigada de scout del Liceo de hombres se encargo de plantar Tilos en este tramo, desapareciendo la hilera de Castaños que existía en la Plaza Bunster, por entrar en la línea del trazado de la obra. En 1936 comenzaron los trabajos de pavimentación de la Avenida, desde el Puente a Huequen, en total 2740 metros por 6  de ancho, por la firma Valdovinos y Guarda, financiada con aportes estatales y de hacendados particulares. La obra en concreto de 15 cm de espesor fue el emblema del progreso local,  la losa gloriosa por la cual pasaron tantos desfiles, campañas militares, fiestas de la primavera, cortejos fúnebres, accidentes mortales. En 1972 pasa a llamarse Avda. Dilmann Bullock, y Bernardo O’Higgins desde calle Colonia al Puente.  La Vía de tantos olvidos, sucesos que el tiempo ha guardado, fue remodelada en 1992 ampliándose las vías en ambos costados,  se prepara ahora para una nueva transformación.

No hay comentarios: