8 jun. 2013

EL CALOR DEL LICEO DE ANGOL




Juventud Liceana adelante, en tus labios un himnos de amor… son las palabras que inmortalizan musicalmente al Liceo de Hombres Enrique Ballacey Cottereau, un Establecimiento con una solida Historia que ha sido capaz de sobreponerse con éxito a las vicisitudes del tiempo.
Sus orígenes se remontan al Gobierno del Presidente José Manuel Balmaceda, quien desarrollo un plan de obras públicas a fin de invertir los excedentes del salitre, generar empleo y a su vez cimentar las bases de una Educación Laica y Pluralista, con lo cual se crearon los Liceos Fiscales, entre ellos el Liceo de Angol con el decreto supremo del 19 de diciembre de 1887.
Atendiendo a su ubicación geográfica, podemos dividir su Historia en 4 periodos:

 Fluvial 1887-1904: El Liceo comenzó a funcionar en marzo de 1888 en dependencias del Molino El Globo, a un costado del rio Vergara,  con 35 alumnos, aumentando a  98 en las postrimerías del año, siendo su primer rector don Enrique Ballacey C. quien fallece a dos años de asumir el cargo. El año 1890 el Liceo pasa a ocupar las dependencias del Banco Bunster, terrenos donde actualmente  se ubica la UFRO, siempre con el  rio a su costado. Fue clausurado el año 1891 debido a la Guerra Civil, y reabierto al año siguiente. Destacado profesor en esta época fue Tomas Guevara, historiador y arqueólogo, fundó el primer museo de Angol que funciono en el Liceo. En el año 1896 se inaugura la Escuela de Agricultura anexa al Liceo. En julio de 1904 una gran inundación destruyo las murallas de adobe del Liceo, perdiéndose el Museo y la Biblioteca. Rectores de este periodo son: Manuel del Campo Yávar, Juan Bautista Faundez, Francisco Cuevas.



Céntrico 1905 – 1945: En este periodo el Liceo pasó a funcionar en la esquina de Caupolicán con Bunster, siendo acá donde se fraguan sus principios y se comienza a estructurar un alumnado creciente y consciente.  De este ´periodo destaca el  año 1905,  “El Liceo Foot-Ball Club” que fue el segundo equipo de futbol junto al “Angol F.C. Club”.  Rectores en esta época fueron: Ricardo Muñoz Avalos, Lorenzo Carvacho, que se preocupa de contratar profesores con titulo; Domingo Maturana,Héctor Norero, Froilán Rioseco,  Waldo Retamal, Leocadio Riquelme.El Liceo contaba con el primer ciclo de Humanidades hasta 1915 año en que se amplió hasta completar el 6to humanidades en 1922, 10 años después, contaba con 9 cursos de humanidades y 3 de preparatoria, y ya habían pasado por sus aulas angolinos notables como: Manuel Barros, Ministro; Fernando Sepúlveda, General Ejercito; Néstor Larenas Intendente; Joaquín Ortega, periodista; Julio Sepúlveda, gobernador y diputado; Manuel Cortes Ministro Corte Suprema; José L. Osorio, deputado.El terremoto de 1939 deja con serios daño el edificio, por lo cual se inicia la construcción de un nuevo Liceo frente a la Plaza de Armas…



Plaza 1945-1974: Durante esta etapa el Liceo de Hombres se ubica en un moderno edificio  frente a la Plaza de Armas (actual Escuela Nahuelbuta), construido especialmente para que desarrollase a plenitud sus funciones, pues como habíamos señalado, el terremoto de 1939 había dejado inutilizado el anterior ubicado en Caupolicán con Bunster. Fue en esta época donde el Liceo adquiere prestigio destacándose entre los primeros de la región, se afianzaron sus símbolos institucionales y su carácter laico. Los rectores que favorecieron esto son Manuel Manríquez, Enrique Sepúlveda, Horacio Sánchez, Rene Cabrera, Orlando Ramos, y Mario Sánchez, que en 1965, inaugura la enseñanza nocturna, con alumnos mayores de 21 años, quienes tenían su propio gobierno estudiantil, y hasta su propia publicación, la revista “El Nocturno”. Otra revista diurna fue “Rehue” editada por el Centro Cultural del Liceo, que después derivo en la Academia Literaria Pedro de Oña, en el mismo Establecimiento; recordados son también los programas radiales como “Peña 63”. Un hito marco la movilizacion estudiantil en donde alumnos se toman el Liceo, destacandose a nivel nacional por ser la primera toma de un Liceo en la Historia de Chile; todo deriva de la inutilizacion del Liceo Comercial con el terremoto de 1960, los alumnos se derivaron al Liceo de Hombres, con problematicas de convivencia interna y de mala calidad de enseñanza por sobrepoblacion de alumnos; se habia prometido la recosntruccion pero paso el tiempo y nada se avanzaba. Gracias a la toma del Liceo se presiono para la construccion del actual edificio del Liceo Comercial de Angol.  En esta etapa sobresalieron profesores intensamente recordados: Jorge Malig, Mario Sánchez, Blanca Cruzat, Violeta Méndez, Ricardo Fuentes, Ricardo Rozas, Luis Osorio, Oscar Navarrete, Guillermina González, Héctor Pineda, Patricia Garfias, Catalina Quintanilla, Marilú Rioseco, Luis Miller, Gabriel Araya, María Inés Espinace,  entre tantos otros. Estos grandes maestros a su vez formaron de entre los alumnos liceanos,  la nueva generación de profesores que se distinguirá en el siguiente periodo.



Avenida 1975 – 2012: En este periodo, por razones administrativas el Liceo pasa a ubicarse en las dependencias de la Escuela Normal y la Universidad Técnica, que es hoy su actual edificio en la Avenida O’Higgins con Bunster.Algunos profesores emblemáticos de esta época son Juan Francisco González, Eliecer Coñoepan, Edgardo Radonich, Gladys Norambuena, José Iluffi, Arturo Cabezas, Mario Sandoval, Luis Pardo,  Luz María Gaete, Margarita Jara, Roberto Fontecilla, Rodrigo Bustos, Yolanda Ávila, Mónica Fica, entre los más recordados. Los rectores de este periodo son Leonardo Méndez, (con quien pasa a denominarse Liceo Enrique BallaceyCottereau en 1974), Guillermo Pérez y Luis Gallardo quien ejerce en la actualidad. Durante estos años el Liceo ha generado sido parte de importantes trasformaciones, como  las reformas educacionales de Pinochet, Aylwin, Frei, Lagos, Bachelet y Piñera. Algunos proyectos adjudicados son Montegrande en 1995, Innovación Informática en 2006 y Liceo Bicentenario en 2011. Son las breves pinceladas a una historia que lleva 125 años escribiéndose y que augura un luminoso porvenir para las generaciones de Malleco. 


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Desde 1892, tras la Revolución que depuso a Balmaceda, ejerció varios años como Rector del Liceo de Angol, el Médico Colchagüino don José Francisco Cuevas Arriagada, brevemente mencionado en esta historia.
El Doctor Cuevas ejercía su profesión en el hospital de Angol y debido a su prestigio en la ciudad se le ofreció hacerse cargo de la rectoría y reabrir el Liceo. Tan bien realizó su papel que luego sería Rector del Liceo Amunátegui en Santiago y del Blanco Encalada en la ciudad de Talca, además de dictar clases en la escuela de Medicina hasta 1920. Había nacido en Pumanque en 1855 y murió en Talca en 1933.

SERGIOMARTINEZ VIGUERAS dijo...

Excelente aporte Fernando Cueva M. y gracias por la fotografía del Rector Cuevas, del cual se tenia poca información.