20 jun. 2016

CURIOSIDADES DE OTROS TIEMPOS.


Bienvenidos a esta histórica columna, ahora con noticias siempre relacionadas con la Historia de Angol, esta vez más curiosas que de costumbre, comencemos:

El primer rector del Liceo de Hombres de Angol, Enrique Ballacey Coutreau, falleció después de dos años de ardua labor al frente del establecimiento un 10  de diciembre de 1889. Sus restos fueron velados en la Iglesia Parroquial y posteriormente conducidos a la Estación en donde se le brindaron los últimos honores para luego ser depositado en un carro del Ferrocarril que lo conduciría hasta Santiago, sus restos descansan en el Cementerio General.

El primer Fonógrafo que se escucho en Angol fue en 1893, en el Hotel Central. Se cobró un peso por tanda que incluía 8 piezas: canciones en ingles y español, zarzuelas, romanzas, dúos, piezas de orquesta, discursos de personajes de Angol. La publicidad prometía “gran novedad el oyente cree escuchar la voz humana o instrumentos musicales…”

Hasta el año 1889 los reos condenados a la pena capital, eran fusilados en la Plaza de Armas o el Cementerio. Desde ese año el Juez de Angol Alejandro Urrutia principio con el fusilamiento dentro de la Cárcel y en presencia de los demás reos. El primero en inaugurar la nueva costumbre fue el reo Juan de Dios Basualto, cuando la  Cárcel se ubicaba en la esquina de Prat con Chorrillos.

Hablando de Cementerios el Primero se ubicaba frente al Convento Santa Ana y solamente se trasladaron algunas sepulturas a su nueva ubicación: el Cementerio Parroquial inaugurado en 1880, en tanto el Cementerio Municipal se creó en el año 1894.

Entre 1888 - 1895 la parte céntrica de Angol contaba con agua potable, no pasaba lo mismo con el resto de la ciudad, traspasando el río Vergara, el barrio de Villa Alegre y Villa Hermosa, se surtían del vital elemento desde los canales del Molino o de otras pequeñas acequias, también desde fines del siglo XIX existió el servicio de cubas portátiles,  solamente tuvieron agua potable  desde 1907.

La primera compañía de bomberos se fundó en 1906, para apagar los incendios contaban con una bomba a palanca, en 1912 se adquirió un Bomba a vapor, ambas se trasladaban por fuerza humana, debiendo ser tiradas con lentitud por lo cual ante los siniestros más alejados no alcanzaban a llegar a tiempo.


Antiguamente el uso de pantalones era permitido solamente a los hombres, cuál sería el escándalo de los angolinos en 1912 cuando aparece en la Plaza de Armas un mujer montada a caballo “y en pantalones causando gran bullicio”. Se llamó a la fuerza pública y la mujer fue detenida por ofensas a la moral, en su defensa alegó que por el frío de la mañana se vistió con el pantalón de su marido pues requería comprar alimentos al pueblo…

No hay comentarios: