20 jun. 2016

LOS VETERANOS DEL 79´



El pasado mes de mayo conmemoramos un año más de la gesta de Iquique, Prat y sus hombres dieron el ejemplo y el temple para que el grueso del pueblo chileno se volcara en masa hacia los cantones de reclutamiento, queriendo emular la figura del Héroe caído, sin pensar que sería Prat y no ellos a quien la Historia recordara cada 21 de mayo. Fue así como El Ejército tras alcanzar una exitosa campaña en el norte y obtener para Chile importantes fuentes de riquezas, tuvo un difícil retorno a la vida cotidiana.  Fue así como la reinserción en la sociedad de los sobrevivientes de la Guerra del Pacífico no marchó de forma tan fácil y continua, ya que ésta constó de muchas privaciones e incomprensiones por parte de la  sociedad, como del Estado. También, hay que recordar que era un ejército compuesto por civiles, los cuales antes de ir a luchar tenían un empleo u oficio. Cuando regresaron,  conformaron los cuadros de inválidos de la guerra, y los sanos, más las viudas, y huérfanos, anhelaban una recompensa digna de sus acciones ejecutadas en la guerra y conforme a las riquezas que se habían obtenido de ella. Sin embargo, en la reinserción a la sociedad, los inválidos fueron los que tuvieron más problemas, pues debido a su incapacidad no pudieron integrarse fácilmente.  Angol no fue la excepción, desde el fin de la Guerra en 1883,  el Pago de Chile fue una realidad, porque implicó postergación y marginalidad para quienes vencieron en el conflicto pues las pensiones eran tan insignificantes que no alcanzaban para compensar las necesidades mínimas.

 Se fundó entonces en Angol,  la “Sociedad de Veteranos del 79´” cuya misión era aliviar la triste y precaria situación de los ex soldados de la Guerra del Pacifico, y lo que se logró con la creación de esta Sociedad no fue tan solo ir en ayuda material de los veteranos, al auxiliarlos en las enfermedades, cuotas mortuorias, etc.  Sino también reconocerlos como héroes, ya que eran incluidos en las ceremonias y conmemoraciones de Guerra,  invitados a las Escuelas y Liceos, por ejemplo la Escuela Normal dentro de sus actividades de Aniversario daba un almuerzo en su Honor. 

La Sociedad de Veteranos del 79´funcionaba en una Casa Social o Sede, la primera de ellas se ubico en calle Colipi entre Chorrillos y Julio Sepúlveda, trasladándose después a calle Artesanos en donde funcionaron hasta su disolución en 1961 año en el cual el inmueble fue adquirido por la “Federación de suboficiales de Carabineros en retiro” Algunos de sus miembros que pelearon en la Guerra del Pacifico fueron: José Merced Romero, Narciso Lastra, Daniel Osses Escudero, Juan Gomez, Romualdo Cuevas, Juan Andres San Martin, entre muchos otros.


Estos son los personajes que por mucho tiempo han estado ocultos o simplemente dejados en el olvido en la historiografía chilena, pues la fragilidad de la memoria histórica es un rasgo característico en nuestra idiosincrasia. Desde siempre se prefiere hacer historia sobre los grandes héroes patrios, que sobre los discapacitados que surgieron de la Guerra del Pacifico, y que hoy descansa en nuestros cementerios como mudo recuerdo de batallas heroicas.