20 jun. 2016

LA HISTORIA DE STANLEY BLANDFORD


Significativa a nivel Sudamericano fue la presencia chilena que participó activamente de los sucesos bélicos en la Segunda Guerra Mundial, se estima que fueron más de dos mil chilenos los que se embarcaron al viejo mundo. Las motivaciones eran varias, desde militantes del partido nazi chileno para apoyar a Alemania, hasta el llamado de la madre patria en donde descendientes de emigrantes europeos cuyos países eran beligerantes en el conflicto se alistaban por sus naciones.

Uno de ellos fue el joven avecindado angolino Stanley K. Blandford, hijo de quien fuera uno de los mayores terratenientes de Angol don S.C.H. Blandford, de origen Ingles dueño del Fundo “San Luis”, familia de la cual aún quedan descendientes en la actualidad. El joven Stanley había nacido en las minas de Schwager en Coronel en 1919, pero ese mismo año se traslada a Angol, por lo que  gran parte de su vida la paso en nuestra ciudad.

 En 1940 cursaba segundo año de Ingeniería en la Universidad de Chile, cuando sintió el llamado de pelear por Inglaterra, embarcándose en Valparaíso ese año. A su llegada se sometió a difíciles exámenes, siguiendo estudios avanzados de física y matemáticas durante seis meses en la Universidad de Cambridge. Posteriormente fue enviado a Canadá para iniciar su entrenamiento en la aviación, a continuación realizó estudios en Estados Unidos especializándose en Navegación Aérea. 

En 1942 recibió las Alas de la Real Fuerza Aérea (RAF) Británica, comenzando una incipiente carrera en la Aviación inglesa y a raíz de su brillante desempeño fue llamado a formar parte del Escuadrón N° 525 de la RAF creado el 1 de octubre de 1943. Este era un Escuadrón Bombardero equipados con aeronaves Avro Lancaster y su principal objetivo es realizar operaciones nocturnas contra Alemania. Los Avro Lancaster eran bombarderos que se operaban con 31 personas a bordo, más la tripulación de 7 personas: piloto, ingeniero de vuelo, navegador, armador de bombas, operador inalámbrico,  artillero medio superior y artillero trasero.

El Escuadrón 525 compuesto por 9 Avro Lancaster, se unió a otros 421 aviones de la RAF, y su primera Misión fue el bombardeo de la ciudad alemana de Hannover la noche del 9 de octubre de 1943, es llamado “el día negro”, entre las 01:05 y 01:45 de la noche muriendo 1.245 personas. El Escuadrón 525 continuo en operaciones de reconocimiento nocturno el 22 de octubre de 1943 fue derribado por Caza los alemanes el Avro Lancaster del joven Sargento Navegador Stanley K. Blandford, quien fallece junto a toda su tripulación. Sus restos descansan en el Cementerio de Guerra de Hannover.

El triste final de un joven sobresaliente, que no dudo en correr tras el llamado de la patria de sus ancestros, y que pago con sangre chilena en los campos alemanes como una ofrenda heroica desde los valles de Angol.